Fuego de Vida

Ideas sencillas y “low cost” para las primeras citas

La primera cita es dura, los nervios están a flor de piel, no sabes qué ponerte, ni qué decir ni donde ir. Sí, es difícil establecer la primera toma de contacto con alguien pero merece la pena pasar por situaciones así para darnos cuenta de que realmente no es tan complicado. La naturalidad y espontaneidad son factores clave. Si te dejas llevar, empiezas a disfrutar realmente de la persona que tienes enfrente.

Mi propia experiencia

citascalientes.es

Las primeras citas son duras, muy duras. Hoy hace un año y casi cuatro meses desde que tuve mi primera cita con mi pareja actual. Al principio no sabíamos donde ir pero si teníamos claro que necesitábamos un lugar tranquilo, donde pudiéramos tomar algo con la mayor intimidad posible. Vivir en un pueblo muchas veces complica este tipo de situaciones pero también es cierto que hay que buscar nuevas alternativas.

Quedamos un día entre semana sobre las 19:00h. Yo venía de trabajar, no había tenido demasiado tiempo para poder pensar en lo que me esperaba una vez terminada mi jornada laboral pero había llegado la hora. ¡Qué nervios! Nos vimos cerca de mi casa, decidimos ir a un pub-cafetería abierto hacía poco tiempo pero cuando llegamos, vimos que estaba cerrado puesto que entre semana no abrían ningún día (problemas del directo). Así que decidimos ir a un bar-restaurante que estaba cerca de la misma zona. Allí nos quedamos charlando durante más de 2 horas y descubrimos que teníamos muchas cosas en común. Tanto es así que desde ese día no nos hemos separado. Nos compenetramos, apoyamos y compartimos momentos únicos. El conocerle ha despertado en mí nuevas sensaciones que tenía más que olvidadas.

El primer día no conoces gustos ni aficiones de la persona con la que has quedado, cierto. Pero, ¿por qué no dejar a un lado “un manual de uso” que nunca ha funcionado para ti? No hace falta gastar mucho dinero para poder plantear un buen plan. Cada semana solemos hacer una ruta a pie o en bici por el pueblo o por zonas colindantes que no quedan lejos de donde vivimos. Nunca me ha gustado caminar, detestaba hacer deporte pero ahora me encanta (si me hubieran dicho que me pasaría esto hace un par de años no me lo hubiera creído). Rodearme de naturaleza, estar activa y encontrar nuevas zonas que quedan tan cerca de donde vivo y que desconocía por completo me han llevado a cambiar de opinión. Hace dos semanas subimos hasta el pico más alto de una montaña que esta muy cerca de casa. Mirar qué vistas tan maravillosas:

Ruta a pie

Algunas recomendaciones “low cost” que en mi caso han funcionado:

  1. Quedar en alguna cafetería o pub donde se pueda hablar con tranquilidad. Evita los locales céntricos o por los que haya un trasiego continuo de gente para que los dos podáis estar cómodos y relajados para establecer la primera toma de contacto.
  2. Buscar algún mirador o lugar con buenas vistas donde se pueda hacer un “mini picnic”. En todas las ciudades existen sitios paradisíacos que desconocemos. Con la ayuda de Internet, las posibilidades a la hora de encontrar alguna zona nueva, aumentan.
  3. Organizar alguna ruta a pie o en bicicleta.
  4. Las ciudades ofrecen exposiciones, eventos o incluso algún concierto gratuito. Revisa la agenda periódicamente para poder estar al tanto de los próximos acontecimientos.
  5. Visitar museos o lugares históricos.
  6. Cocinar en casa (una vez se tenga más confianza). Hay multitud de recetas para poder experimentar y crear un buen tándem en la cocina. El sushi es una de las especialidades que más suele gustar a la hora de preparar una buena cena romántica para dos.
  7. Recordar alguna película, ir al cine o ver varios capítulos de alguna serie, puede ser un buen plan.
  8. Viajar a alguna ciudad donde se pueda hacer alguna ruta a pie bonita o simplemente viajar por placer para conocer nuevas culturas, formas de vida y poder de este modo, ampliar nuestra mente. Smartbox ofrece packs que están muy bien de precio. *Recomendación: quédate en España. Hay sitios fascinantes que seguro no conoces.
  9. Busca algún vale de descuento y haz alguna actividad diferente para salir de la rutina. Hay muchas páginas web en las que pueden encontrarse descuentos para ir a ver, por ejemplo, algún espectáculo.
  10. Regala a tu pareja una sesión fotográfica siendo tu el fotógrafo. Busca un lugar romántico como escenario y juega con la cámara. Siempre se puede hacer un álbum scrapbook (posteriormente) que recoja momentos únicos e irrepetibles llenos de magia.

 

comments: 0 »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comment

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>